Es aconsejable utilizar los masajeadores capilares como un complemento más para la obtención de una irrigación sanguínea adecuada y así avivar al folículo piloso, para frenar el desprendimiento del cabello.

Con este sistema no estará atado a ningún horario específico, ya que puede realizar las sesiones en el momento que lo desee y en la comodidad de su hogar.

Hay masajeadores de cabeza eléctrico estilo casco. Estos son más convenientes, ya que no es necesario sostenerlo con la mano. Funcionan a presión de aire, simulando masajes humanos.

También tiene otra opción más económica, que se requiere realizar la aplicación usted mismo e ir cubriendo la zona afectada.

Una excelente alternativa para evitar que el pelo se siga cayendo, son los cepillos con láser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *